Blog.

Mejorar la experiencia de trabajar desde casa
Mejorar la experiencia de trabajar desde casa

Dado que hoy en día, el trabajo híbrido es el que tiende a predominar, surge la pregunta respecto a la importancia que cobra el espacio que se ocupa en la casa para trabajar. Muchos comenzamos con la pandemia utilizando cualquier espacio de la casa que no estuviera “ocupado” por otro integrante de la familia, como el living o el comedor, pero una vez que esta modalidad se fue estableciendo surgió la necesidad de armar “una oficina” dentro de algún sector de la casa.

 Algunos consejos para beneficiar la experiencia de trabajar desde casa:

– Ser capaz de organizar los tiempos de trabajo, ya que muchas veces desde la casa, es más complejo el inicio y finalización del día laboral. Por esto, establecer una agenda con tiempos y metas diarias, permitiría aprovechar mejor la jornada y disfrutar también del tiempo libre.   

– Mantener la comunicación con compañeros de trabajo. Es importante mantener la comunicación clara y constante con los equipos de trabajo, no sólo para cumplir con los objetivos trazados, sino también para no olvidar lo importante que son los vínculos, ya que un equipo afiatado también genera bienestar y motivación.        

– No olvidar el bienestar físico. Sobre todo en un comienzo, el trabajar desde casa llevó a un aumento de los niveles de sedentarismo, perjudicando directamente la salud y bienestar, aumentando por ejemplo, los dolores de espalda o problemas de visión. Es por esto, que realizar actividad física antes, durante o después de la jornada, de seguro aumentará los niveles de energía, haciendo a su vez menos rutinario el día.  

– Divide claramente el espacio personal del laboral: La posibilidad de contar con un espacio exclusivo de trabajo, permite que establezcas horarios y lleves tus actividades de manera ordenada. Como señalan algunos expertos “Algo tan simple como abrir o cerrar una puerta, o sentarte en una mesa para abrir y cerrar tu laptop, te permitirá tener un inicio y cierre de cada jornada. Adicionalmente, si convives con otras personas, estar en tu espacio de trabajo te ayudará a dejarles en claro que no pueden interrumpirte o distraerte porque estás en tus momentos laborales”.

– También aspectos del espacio físico mismo son muy relevantes, ayudándote a ser más productivo y a concentrarte adecuadamente. Así, por ejemplo, los expertos sugieren que “el trabajar en la cama o en el sofá no es recomendable, ya que podría reducir tu productividad laboral, por ser lugares que relacionamos al descanso o relajo”. Al contrario, acostumbrarte a trabajar en un solo ambiente, que cuente con las condiciones adecuadas, ayudará de forma consciente o inconsciente, a que asocies ese espacio con tus labores y con la concentración que necesitas para realizar tu trabajo en el tiempo previsto. Esto mismo lleva a que tengas todo disponible en un solo lugar, facilitando el orden, ahorro de tiempo y comodidad.

Adicionalmente, se sugiere considerar otros elementos, que si bien parecen accesorios, son muy relevantes, como una buena iluminación, crear un entorno que sea agradable a la vista o que el espacio elegido no sea una zona de paso dentro de la casa. Ideal también es contar con un silla cómoda y una mesa amplia.

Últimas Entradas

La importancia de la cohesión en el trabajo
Optimiza tu proceso de reclutamiento con Talent Acquisition End to End
Potencia tu perfil profesional: El poder de las referencias laborales